Tita, ¿para qué voy a estudiar? #Entiemposdeelecciones

7 Dic

A esta pregunta me he enfrentado hoy.

Mi sobrino, de 14 años, tiene que ir decantándose por un futuro no tan lejano.

Desde siempre, ha sido buen estudiante, aunque cada vez lo noto más desmotivado. Hoy me ha contado que cree que va a estudiar un módulo de grado medio, lo cual me parece muy respetable y quizás acertado, pero, lo que no me ha gustado ha sido la realidad de su posible futura decisión.

Mi sobrino me ha dicho que el querría estudiar, pero que quiere trabajar joven. Y me ha puesto a mi de ejemplo que con 28 años, sigo pegada al teléfono en época de verano y navidades, o cobrando un sueldo de broma, por trabajar TOOOODOS LOS DÍAS Y TOOOODAS LAS NOCHES.

Mi sobrino me dice que sus tíos por parte de madre, no han estudiado nada, y con sus chapuces y sus trabajos, tienen sus casas, viven al día y tienen con mi edad quizás 3 hijos porque han podido tenerlos. Me dice que los ve triste a veces, porque muy felices no son, pero tienen independencia.

Yo con un nudo en la garganta, intento explicarle que en la vida, no es todo tener una carrera, que tienes que saber qué quieres hacer con tu futuro y que tener una casa y un hijo, no te garantiza la felicidad. Pero lo que si es muy importante es sentirte libre y que para sentirte libre no puedes ser un ignorante. También le explico que hay muchos ignorantes que tienen carreras, y que los módulos son una salida profesional muy buena hoy día.

Intento explicarle, que a día de hoy, no mire el dinero, que busque lo que le apasiona y que luche por sus sueños sin hacer caso a lo que le dicen los demás. Le cuento que hay gente mediocre que tendrá que ir toreando toda su vida y que nunca debe escuchar esos comentarios de los que se empeñan en convencerte de que no llegarás donde quieres.

“Yo te apoyaré hagas lo que hagas, pero quiero que seas feliz.”

Y se va. Y me quedo pensando en lo que me ha dicho.

Y quiero irme a vivir sóla, pero a día de hoy, no tengo estabilidad económica, y los ahorros se acaban, y la realidad es que tienes 28 años, una carrera preciosa, 2 master, 3 expertos, he perdido la cuenta de cuántos cursos, publicaciones científicas, 8 años de experiencia laboral repartidos por una inestable geografía y un sueldo que normalmente no es equivalente a tus estudios…y me paro a pensar que lleva toda la razón. Y sigo pensando que estudiaría enfermería porque es lo que me hace feliz, pero ahora que estamos en tiempo de elecciones, me da vergüenza escucharos, señores políticos.

Ese es el mensaje que se les inculca a nuestros niños. Que hoy día estudiar, realmente no vale de nada. Pierdes tiempo, dinero, y con el tiempo, casi la ilusión. Y es complicado que un niño vea que tiene que educarse, no por dinero, sino por no ser un títere del sistema el día de mañana.

No sé quién ganará las elecciones, pero sin duda, el objetivo os está saliendo de puta madre.

La población capta el mensaje de nuestro presidente y es que para llegar lejos, no hace falta tener nada.

Y qué pena que quién quizás pudiera ser alguien que descubriera la vacuna del SIDA, o que enseñara siendo maestro a un futuro científico, qué pena que elija el camino más fácil…ese camino al que al final todos acabamos llegando en los tiempos que estamos, después de dar tantas vueltas.

EL PARO.

#elecciones

Anuncios

El terrorismo y la empatía selectiva.

19 Nov

Pues qué queréis que os diga, a mi este tema me hace sangre, me preocupa y me duele.
Además del terrorismo, este tipo de noticias afloran lo peor y lo mejor de cada persona.
El terrorismo hace a algunos creerse mejores que otros.
Por supuesto que esas personas merecen lo peor, pero a mi . que una persona con dos años menos que yo, sea el cerebro de una matanza me preocupa, y bastante. Y me hace reflexionar más allá de bandos y de bombas.
Siglo XXI.
España, país que critica el terrorismo y país en el que nos creemos “liberales”, sigue educando para la desigualdad social.
España, sigue haciendo distinciones de sexo, y religión. Sigue sin compartir la orientación sexual libre de las personas, sigue haciendo daño.
España, país al que le duelen los muertos de occidente, pero que mira hacia otro lado si hablamos de otros lugares del mapa, esa hipocresía de la empatía selectiva que algunos tienen.
España, que distingue el dolor, según quien muera, y que justifica algunos muertos, “por contexto”, por “cercanía”, porque hay que matar a muchos “malos” y si caen unos pocos “buenos”, pues es como la quimioterapia con las células buenas, que también se las lleva. Inevitable.
Yo no se cual es la solución al problema, ni yo, ni los miles de ignorantes que escribimos opiniones por las redes sociales.
No estudio ciencias políticas, ni entiendo de terrorismo ni de soluciones.
Pero si que me gustaría que de vez en cuando, entre decidir si bombardear a un país, o no hacerlo, que alguien hablase de EDUCACIÓN.
Que si, que sería una solución a largo plazo, quizás muy a largo plazo, pero si nunca empezamos, esta lacra nunca terminará.
Hoy día, sentimos miedo, escuchas un ruido y no piensas ya que es un petardo, personas enamoradas, suspenden hoy viajes a París por MIEDO.
Eso es lo único que consigue el terrorismo y la violencia.
CAOS, MIEDO, y todo esto, aleja a los seres humanos.
Añadimos prejuicios, añadimos fronteras, y nadie se pone en lugar del otro. NADIE.
No quiero imaginarme lo que debe ser que tu país esté ardiendo, y tu familia como última opción decida SOBREVIVIR, y aún así te traten de TERRORISTA, de talibán…por intentar escapar de ese infierno.
En fin…es inevitable que me pregunte millones de cosas, y que lo que más me asombra es que los sentimientos que afloran sean ODIO Y RENCOR.
Yo siento impotencia y pena.
Impotencia por los inocentes que mueren, y pena, por las personas que por ser ignorantes, y haberse dejado manipular por una ideología extremista, deciden exponer su vida para matar, y morir.
Cuando esas personas tienen mi edad, siento PENA. Porque este mundo hace aguas, y sólo miramos colores, banderas y dioses…y con algunos comentarios que leo…hay más de un terroristas suelto, que hace daño y mata libertades simplemente con su ideología con la que se siente, buena persona y buen español.
Trabajar en pediatría, me recordó especialmente que TODOS, nacemos iguales, y que es la educación lo que nos define.
Lo dijeron hace muchos años.
“Educad a los niños, y no tendréis que castigar a los hombres”

 

leee

Tengo 7 aňos y acaban de decirme que soy diabético para siempre.

19 Oct

Eres un niňo totalmente normal y un día no paras de beber y de hacer pipí. Hace tiempo que estás más delgado y encima ni siquiera te gustan los dulces. Te llevan al hospital y ese mismo día te dicen que tienes para toda la vida una enfermedad que se llama diabetes, que tu páncreas no hace su función y entonces, tendrás que pincharte insulina después de pincharte antes en el dedo para medirte la glucosa en sangre antes de cada comida.
Te ponen 2 tipos de insulina distinta, te dan un peso para que midas las raciones de hidratos de carbono en cada comida, y ayer, no sabias casi ni lo que era el páncreas, salvo por ese dibujo del cuerpo humano que te enseñó tu profe en cono.
Una enfermera entra cada tres horas casi a medirte la glucosa hasta que te veas preparado.
Y esa misma noche te haces tu primera automedición. Y con 7 aňos coges y te pinchas. Y a las 2 de la maňana me estás esperando con una sonrisa nerviosa, porque no te puedes dormir, porque realmente no sabes que pasa y porque estás durmiendo en un hospital con mamá al lado preocupada y haciéndose la fuerte.
Y entro. Y me sonríes. Y me dices que esta vez también te la harás tu. Y te motiva el saber que llegarás a controlarlo. Y lo aceptas. Y cuando te digo que no eres un enfermo, me respondes que entonces es que estás aquí “como para aprender no?”….
Ay pequeño, no se si maňana se te vendra el mundo abajo y espero que nunca te sientas distinto a nadie. Pero qué especiales son algunas personas.
7 aňos y una lección.
Nunca deberíamos dejar de ser niňos.
Superación, adaptación, ilusión en cada cosa…y cero lamentaciones. Siempre adelante. #Pediatría

10/10/15 #PaliativosVisibles. El arte del buen morir.

10 Oct

Soy enfermera y tengo 28 años.

Considero que somos un colectivo formado, actualizado, activo, que se preocupa por avanzar, por aprender, por hacerlo bien. Pero hasta qué punto tenemos claro que las preocupaciones que tenemos en las redes sociales hay que llevarlas a cabo con la misma claridad en el día a día.

Debido a la inestabilidad del sistema, en Andalucía he trabajado tanto en urgencias de hospitales públicos, como en residencias de ancianos en el ámbito privado.

Os aseguro que el concepto de “cuidados paliativos” no existe como tal ni en uno, ni en otro.

Se entiende como “Cuidados Paliativos” los cuidados encaminados a llevar a una persona en todo su ser, holíticos, de manera digna, a una muerte sin dolor y con la máxima calidad de vida hasta el final, debido a que ha desarrollado una enfermedad que en aproximadamente menos de 6 meses, le llevará a la muerte.

Es entonces, cuando esa persona, su familia y el equipo médico, deben reunirse para hacer lo mejor. El paciente suele querer que se le den estos cuidados. Nadie debidamente informado, elige sufrir.

Sin embargo, lo que veo en la realidad son pruebas, y más pruebas innecesarias, analíticas que certifican lo que ya sabemos, sondas nasogástricas en enfermos encamados, sépticos, con una úlcera por presión en grado IV, en una casa, (que allí están más tranquilitos que en el hospital) muerto de dolor en vida, y con un alzheimer avanzado que hace años le hizo olvidar quién era. Olor, incapacidad para cambiar apósitos e imposibilidad del sistema de gestionar con el equipo que tiene que hacerlo, que se le den cuidados de calidad en casa.

Existen esas personas encargadas de la hospitalización a domicilio. ¿Pero cuántas veces vamos a visitas a casa y vemos una falta de recursos y de ayuda brutal?

Veo en urgencias, ensañamiento terapéutico con muchos pacientes terminales. ¿Cuántas veces no nos ha hecho “el pescadito” un EPOC reagudizado, y se ha muerto en nuestra cara tras varias horas sin el tratamiento adecuado, a base de aerosoles que ya no funcionan y con un fallo izquierdo o un edema agudo…

¿Por qué? Nos da miedo morir. Nos da miedo decir que se van. Si nosotros, profesionales, no aceptamos la muerte…cómo vamos a enseñar a morir bien.

Pero si nos ponemos en el lugar del otro, ¿queremos vivir agonizando?

Los cuidados paliativos DIGNOS y reales, llegarán el día en que todos nos concienciemos que la muerte forma parte de la vida, y que el derecho a la intimidad, a la información y a la calidad de los cuidados, es un derecho recogido en la Constitución Española.

Mi experiencia en la geriatría de cuidados paliativos es otra bien distinta.

“María está en paliativos…”

Quiere decir, que en sus dos o tres últimos días, han bajado a María a la habitación de al lado de la enfermería, con constantes cada hora, cuando ya casi hay livideces, ruidos respiratorios, la nariz se ha afilado y la frecuencia cardíaca y la presión se descontrolan. Cuando la taquipnea es evidente, cuando hay ya sufrimiento respiratorio y la saturación baja. Es entonces cuando el servicio de urgencias, decide pautar bolos de midazolam, mórfico , y buscapina subcutánea para las secreciones. “y que descanse ya”.

Eso, no son cuidados paliativos señores. Hay que cambiar la mente. Hay que abrirla, y hay que dejar morir cuando ya no podemos hacer otra cosa con naturalidad, sin dolor, sin sufrimiento, con calma, rodeado de los nuestros.

Os aseguro que todo esto, ayudará en el proceso del duelo a superar esa primera fase de negación.

Seamos más humanos, y en este caso, no hagamos lo imposible, sino lo posible por preservar el derecho a una muerte digna, que no enmascare una vida, probablemente bonita, que se termina.

Y esta es mi experiencia, en este día, que espero sirva para algo, para contar historias, para tener una #enfermeríavisible, y que los #paliativosvisibles den que hablar.

Tiende tu mano, párate, escucha, sonríe, aunque digan los técnicos que la enfermería no es eso. Siempre por más que corramos, hay un hueco para ser personas, aunque por experiencia se que a veces, por ratio es complicado. I

Tenemos que tener presente que esta profesión nace de la humanización de los cuidados. Y es lo que cada día, olvidamos más.

Yo le doy mi mano a los #cuidadospaliativos reales, y esto seguro que ellos, enfermos terminales, me responderían con una sonrisa y un GRACIAS. Y esa, es la verdadera esencia de nuestra profesión.

Sin haber dejado de latir.

1 Sep

Hace 13 aňos que luchaba contra algo bastante complicado.

Con tus 26, jamás tuviste un problema.

Ambos teníais algo en común. Fé y bondad. Tu, a tus 13, sobre todo, estas últimas semanas, en las que te advirtieron, podrían ser las ultimas, nunca abandonaste la lucha. Ni la sonrisa. Esa sonrisa de niňo de 13 aňos que sueňa la vida que se le va. Teníais algo importante en común, y eran las ganas de seguir viviendo de una forma u otra.

Tu, tan lleno de vida, con tu sonrisa de siempre, te la dejaste un domingo en una carretera que tantas veces cruzaste para ir a casa.

En estos 13 aňos nunca os visteis y sin embargo hoy compartis eso que nos hace estar vivos…y mover el mundo.

Tu, que a tus 26 te fuistes, decidiste dejar tu mejor legado. Tu vida. Y la regalaste. Y en esa casa en la que nunca nadie estaba triste, ese día no había paňuelo para secar tanto dolor. Y sin embargo vuestra bondad, decidió dar la vuelta a esta fatídica historia.

Esa misma noche, nuestro angelito, contando sus horas, recibió una llamada. Él nunca perdió la fe. Necesitaba estar vivo…13 aňos esperándolo.

Y hoy, sigues latiendo en esa sonrisa, en ese corazón…sólo él y tu, sabréis que nunca te has ido. Ustedes y los que os conocemos por partes. Quizas,  algún día, al cruzarme con algún niňo feliz, me sonria con una sonrisa que me suene…esa que levantaba el labio y enseňaba esas paletiyas.

Grandeza del ser humano. Lo bonito de regalar vida, es que nunca se deja de latir.

#DonantesDeÓrganos

ZAPATONES.

17 May

Sin duda, en la vida hay momentos que siempre recordaremos y también sin duda, se que de ese viaje-escapada que hicimos con tanta ilusión 6 enfermeras en 2011 por tierras gallegas, este es uno de los inolvidables.

Primer día, recién llegadas a Santiago y haciendo la ruta gastronómica París-Dakar…nos cruzamos con él. Tenía magia, sin necesidad de trucos.

Nos saludó, nos llamó tanto la atención que nos acercamos, “intentamos” hablar un rato y se fué. Parece que sabía que una foto debía quedar para el recuerdo. Hoy me alegro y se lo agradezco.

Os prometo que ha sido hoy, (llámennos incultas), cuando nos hemos enterado de su nombre y de su “fama” entre los peregrinos y el cariňo que Santiago le tenía.

Simplemente nos acercamos a él por ser auténtico, y aunque la vida a veces se vaya por otros caminos, es bonito que sabiéndolo o sin saber, quedes en el recuerdo de todo el que viajó por tu tierra.

Seguro que has podido darle al apostol un abrazo privilegiado.

DEP amigo.

Que te quieras.

7 May

Y cómo único requisito pediré que te quieras. No me hará falta más nada.
Si tu me eliges a mi, queriéndote, sabrás compartir conmigo las cosas que se deben compartir.
Que te quieras, que no dejes que jueguen contigo, que no te de miedo estar sólo, que sepas estarlo y lo hayas estado, pues sólo entonces, valorarás realmente la compañía.
Que te quieras, si te respetas a ti, sabrás respetarme siempre. Si no dejas que te hagan daño de forma premeditada, si no aceptas ese juego de falsos amores y viejas costumbres, sabré que eres valiente. Que te quieres.
Que te quieras, que vayamos a un bar a cenar y hablemos entre nosotros sin mirar las goteras del techo o el pantalón del que pasa, que nos miremos con ganas, que te den ganas. Que si hay silencio entre nosotros, sea porque nos estemos mirando…y vea claro que te quieres, y que por eso estás conmigo, porque se que te quieres, y necesito que lo hagas para poder estar.
Que te quieras, que no tengas necesidad de conformarte con alguien que “algún día te hizo feliz” porque hipotecaste 5 años de tu vida, y ahora tengas que aceptar el daño que esa persona ha decidido hacerte de forma voluntaria, de esa forma premeditada en la que te dejó de querer hace mucho.
Que te quieras. Que seas consciente de lo que vales, pero no aceptes que nadie te “elija” por ser la persona con la que su familia le gustaría verla. Que no vean tu nómina, ni por alta, ni por baja que sea, que no vean sólo tu profesión, aunque si la valoren y mucho, pero para eso la elegiste tu, y la quieres lo suficiente para saber que no la cambiarías POR NADIE, porque te quieres para cada decisión de tu vida y sobre todo TE RESPETAS.
Que te quieras. Que la persona que tengas a tu lado no sea un mueble, que te haga vibrar, que te provoque la sonrisa con sólo mirarla, que no tengas la necesidad de escribirle un mensaje a tu ex para decirle cuánto te gustaba el hacerlo con ella, mientras subes una foto a twitter con la actual para que todo el mundo sepa cuánto la quieres, y que es tuya, pero que prefieres guarrearle a la otra noche sí, y noche también.
Que te quieras. Que no puedas tener la intención de besar a nadie más, porque la decisión que tomaste fue libre con certeza, y sabes que si en algún momento sientes deseo de hacer otra cosa, esa relación está más que terminada. Porque te quieres, y saber ser justo contigo y con los demás, pero sobre todo con los sentimientos y eso es lo que te hace tener el valor que tienes. Y los principios, eso que hace que tus finales sean siempre enormes. Y tu, inolvidable.
Que te quieras, que sepas que tu libertad es dejarte llevar sin herir a nadie, que la infidelidad no es ser moderno, ni estar a la orden del día, sino un signo de retroceso. De ser esclavo de ti mismo y de tus sentimientos. Que eres tan libre, que si quieres estar sólo lo estás, pero que si estás en pareja es TU CERTEZA, y no sabes cuánto durará porque sabes de sobra que nada es eterno, pero no dudas. Porque te quieres y siempre eliges lo mejor para ti.
Que te quieras. Que no te lamentes por tu pasado, que seas capaz de vivir cada historia con ilusión, con ganas nuevas, con brillo en los ojos, con ese pellizco al recogerme, que quieras hacer mil planes, que estás vivo.
Que te quieras. Que aceptes tus fallos, y los míos, que no creas en la perfección de nada y sin embargo respetes la sinceridad en todo, que sepas que tendremos días malos y días buenos, pero cuando llegue este momento, valoraré tanto que te quieres, que estaré tan agusto contigo que no querré moverme de tu lado.
Que te quieras. Porque si no te quieres a ti mismo, JAMÁS sabrás querer a nadie, y caerás en la mediocridad de la gente, en lo que vemos hoy día, en eso que llaman “suerte” y “amor”…en eso que hace que la gente de pasos, casarse, tener hijos, porque va tocando, esos que ves en los parques con caras de amargados, que parece que se dan asco…eso NO. Ellos no se quieren, ni entre ellos, ni a ellos mismos…y eso hace que se queden espinas clavadas de gente auténtica que de verdad sabes nunca olvidarás, por seguir algo que tienen más que establecido, algo que saben que no les hará feliz, algo que les da “estabilidad” y que cuando sale el verdadero “amor propio” comprendas que el amor de verdad es ese que desestabiliza y rompe esquemas, y hace que te des cuenta que no es amor eso. Que el amor no duda. Que el amor no engaña, que el amor como tal, no hace llorar. No se avergüenza, ni juega con el otro. No engaña, y no necesita alimentarse de otras bocas para seguir motivándose y alimentando su ego, su inferioridad, su necesidad de que te digan GUAPO o GUAPA, porque no tienes suficiente con que tu pareja te haga el amor cada mañana. Y cada noche. Y cada tarde. Porque quizás ya nunca hagas el amor, y algo falla.
Que te quieras. Que no recules, que no tires de agenda cuando te aburras con tu elección. Que sepas estar sólo. Me reitero, los años que necesites. Que tu por ser tu, VIVAS tu vida y disfrutes de cada situación, de cada persona que se cruza en tu camino, de cada momento.
Que te quieras. Y me reitero. TE quieras. Y aunque parezca TAN evidente, vivimos en una sociedad TAN FALSA, tan cornuda, tan infiel…TAN MEDIOCRE, que la vida que vivimos es subrealista, y lo que nos aporta está en nuestro móvil, en un me gusta de quién realmente te gusta, mientras le das las buenas noches a tu mujer en la cama, en un qué guapo estás de cualquier persona que te haga sentir más que la “que te ha tocado”…
Que no. Que el amor es otra cosa, y no es una rifa “que te toca”, ni “que hay que aguantar”…es muchísimo más que eso, y si te quieres, me aseguro muchas cosas. Me aseguro que tu autoestima está alta, que no eres el más guapo, ni el más feo, pero sabes que tienes valores que no cualquiera podrá ver, pero yo si. Porque no quiero a mi lado a un perrito faldero, porque prefiero ir sola a comprar ropa y que te quedes viendo el fútbol, porque llevo haciéndolo toda mi vida. Porque valoraré más TUS VALORES, que lo que quiero que mis amigas piensen de ti y de nuestras fotos, porque se que podrás verme con 1000 personas, y que no vas a dudar de ninguna, porque te quieres y sabes que yo también me quiero, y ni tu ni yo creemos en lo mediocre.
Que te quieras. Sólo pido eso. Algo que hoy día, a pesar de instagram, twitter, facebook, y mensaje de whatsapps, está tan abolido. El amor propio. Que no aceptes que te hagan daño y que sepas cerrar etapas, para abrir nuevas , o para vivir sin sufrir, con sentimientos de verdad, con certezas.
Que te quieras. Eso es lo que más enamora a cualquier mujer inteligente. No necesitamos nada más.
Habrá mucha gente que no sepa ver esto, y te darán una única justificación. Como sigas así, te vas a quedar sol@. No te vas a casar…y yo me río. Y les preguntas, ¿ERES FELIZ? y nunca hay un sí como respuesta.
Acepto la soledad rodeada de gente, antes que la compañía solitaria de alguien que no se quiere. Que nunca podrá quererme.
Mi vida al menos, va mucho más allá que un amor mediocre, y como a todo, si no existe ILUSIÓN, GANAS, FUERZA Y VERDAD, no lo quiero.
Me niego a lo mediocre. Llamarme tonta, mientras ‪#‎sonríosiempre‬. O al menos lo intento, no lo finjo.
Yo me quiero.
Es fácil y complicado. Sólo necesito que te quieras