Archivo | noviembre, 2015

El terrorismo y la empatía selectiva.

19 Nov

Pues qué queréis que os diga, a mi este tema me hace sangre, me preocupa y me duele.
Además del terrorismo, este tipo de noticias afloran lo peor y lo mejor de cada persona.
El terrorismo hace a algunos creerse mejores que otros.
Por supuesto que esas personas merecen lo peor, pero a mi . que una persona con dos años menos que yo, sea el cerebro de una matanza me preocupa, y bastante. Y me hace reflexionar más allá de bandos y de bombas.
Siglo XXI.
España, país que critica el terrorismo y país en el que nos creemos “liberales”, sigue educando para la desigualdad social.
España, sigue haciendo distinciones de sexo, y religión. Sigue sin compartir la orientación sexual libre de las personas, sigue haciendo daño.
España, país al que le duelen los muertos de occidente, pero que mira hacia otro lado si hablamos de otros lugares del mapa, esa hipocresía de la empatía selectiva que algunos tienen.
España, que distingue el dolor, según quien muera, y que justifica algunos muertos, “por contexto”, por “cercanía”, porque hay que matar a muchos “malos” y si caen unos pocos “buenos”, pues es como la quimioterapia con las células buenas, que también se las lleva. Inevitable.
Yo no se cual es la solución al problema, ni yo, ni los miles de ignorantes que escribimos opiniones por las redes sociales.
No estudio ciencias políticas, ni entiendo de terrorismo ni de soluciones.
Pero si que me gustaría que de vez en cuando, entre decidir si bombardear a un país, o no hacerlo, que alguien hablase de EDUCACIÓN.
Que si, que sería una solución a largo plazo, quizás muy a largo plazo, pero si nunca empezamos, esta lacra nunca terminará.
Hoy día, sentimos miedo, escuchas un ruido y no piensas ya que es un petardo, personas enamoradas, suspenden hoy viajes a París por MIEDO.
Eso es lo único que consigue el terrorismo y la violencia.
CAOS, MIEDO, y todo esto, aleja a los seres humanos.
Añadimos prejuicios, añadimos fronteras, y nadie se pone en lugar del otro. NADIE.
No quiero imaginarme lo que debe ser que tu país esté ardiendo, y tu familia como última opción decida SOBREVIVIR, y aún así te traten de TERRORISTA, de talibán…por intentar escapar de ese infierno.
En fin…es inevitable que me pregunte millones de cosas, y que lo que más me asombra es que los sentimientos que afloran sean ODIO Y RENCOR.
Yo siento impotencia y pena.
Impotencia por los inocentes que mueren, y pena, por las personas que por ser ignorantes, y haberse dejado manipular por una ideología extremista, deciden exponer su vida para matar, y morir.
Cuando esas personas tienen mi edad, siento PENA. Porque este mundo hace aguas, y sólo miramos colores, banderas y dioses…y con algunos comentarios que leo…hay más de un terroristas suelto, que hace daño y mata libertades simplemente con su ideología con la que se siente, buena persona y buen español.
Trabajar en pediatría, me recordó especialmente que TODOS, nacemos iguales, y que es la educación lo que nos define.
Lo dijeron hace muchos años.
“Educad a los niños, y no tendréis que castigar a los hombres”

 

leee

Anuncios