Archivo | febrero, 2015

¿AÚN CRÉES QUE DE VERDAD TIENES PROBLEMAS?

19 Feb

Paciente de mi edad. Guapísima. La quimio la ha dejado sin su, segura estoy, preciosa melena. Ingresa en observación en pleno brote de esa puta enfermedad y su esperanzador tratamiento…pasa el turno y sonríe, los síntomas se alivian…yo no la llevo, pero me cruzo con ella y sonríe desde la cama…y todo esto hace que me replantee tantas cosas, que me siento tan egoísta…nuestro trabajo nos enseña cada día…a veces de una forma más injusta que otras, a valorar lo que tenemos y a dejar de llorar por lo que no merece la pena…¿problemas? Seguramente ella pagaría por tener los supuestos problemas nuestros…

Anuncios

A veces…

18 Feb

Los cambios no nos gustan. Los tememos. No podemos evitar que lleguen. O nos adaptamos al cambio o nos quedamos atrás. Duele crecer y quien diga que no, miente. Pero una cosa es cierta: a veces, cuanto más cambian las cosas, más permanecen como siempre. Y a veces, a veces, los cambios son buenos. A veces, los cambios representan…todo.

(Anatomía de Gray)

A los que hacéis posible LA MAGIA del CARNAVAL.

16 Feb

Y llega el mes de Enero…y empieza el año…pero realmente para los que vivimos todos los meses, con un CD de carnaval en el coche, o poniendo una letra de vete tu a saber qué año, o qué autor a un estado emocional al compás del 3×4, lo que realmente empieza es la magia…

Hay quién nos llama “jartibles”, incluso hay quién se molesta porque en carnaval, las redes sociales, se llenen de carnaval…(que digo yo, que lo de hablar en febrero de la ola de calor, estaría feote…)

A mi, que me importa bien poco lo común, es el momento del año que más me llena.

No me considero ninguna sabia, y no soy nada típica. Es cierto que tengo un autor, que me suele llenar más que ninguno, por ideología que comparto, y por la forma de escribir las letras…pero también reconozco, que cuando no me ha gustado, lo he dicho. Como diría la madre de una buena amiga, “la pasión no me ciega”.

Puede que sea rara, porque a mi, me llegan las letras, las voces, la cara de los que cantan, el sentimiento que le ponen a lo que hacen, el tiempo que le dedican a cada ensayo, y todo lo que dejan de lado por esto, que tanto nos divierte, y que a ellos, tanto les da y a la vez tanto les quita. Esos, que el carnaval empieza de nuevo cuando termina este COAC, esos, que no pisan el Falla, pero de forma ilegal y callejera, llegan a la gente en una esquina cualquiera, con una letra que muchos hubiesen querido llegar al Falla…

Puede gustarme Juan Carlos Aragón a muerte y disfrutar con la humildad de Don Tino Tovar, echar de menos a Antonio Martín, o no dejar de acordarme de Martinez Ares. Pero desde luego, disfruto, y de eso se trata, de sentir, de transmitir, y de hacer llegar en forma de canción una crítica, música con fundamento, con criterio, con ganas de cambiar cosas, música para gente inconformista, para gente que escucha las letras, y se recrea en ellas…gente que disfruta con un punteo de una guitarra, con la voz de un comparsista, con la gracia de un chirigotero, con el valor de un cuartero…

Muchas críticas he escuchado este año, como todos…

Tengo que decir, que lo mismo soy tan ignorante en esto, que todo el que se ponga a cantarle a alguien, dando lo mejor que sabe hacer,me merece respeto. Y quizás no tenga la voz de ese tan conocido, o no sea tan guapo, para hacerse fotos con el hasta que salga en “La comparsa” que le dará la fama. Pero para mi, el carnaval va mucho más allá que eso. A mi, personalmente, me hace feliz. Y no sólo en Febrero, sino el resto del año.

Letras para cada momento, y un sentimiento difícil de explicar. Así que desde aquí, quiero dar las gracias a todos los que sacrificáis tanto por esto, ganéis o no, pero os aseguro que llegar, llegáis. Que hay mucho derrotista suelto que puede que escuche carnavales desde que tiene twitter y lee un hashtag y en función de lo que digan los demás opina.

Esa gente, puede que sean tan entendidos que se pierdan momentos que se viven en las calles, en cualquier día del año, o que cualquier “niñato” con más cultura que ellos, puedan aportarle con cualquier letra.

Así que yo, os tengo que dar las gracias. Porque el don de hacer reír, es algo que no todo el mundo tiene, pero el de remover conciencias, ese si que se encuentra poco en la sociedad de hoy día…

Gracias, a los que vivís por esto, porque nos dáis mucho. GRACIAS A LOS QUE HACÉIS QUE ESTA MAGIA SEA POSIBLE.

Gracias por seguir una tradición por la que han quedado en el camino tantas personas, por cantar verdades…por cantarle a la LIBERTAD. Y no hay libertad más bonita, que la de hacer, lo que uno ama.

A los que pisan el Falla, a los que cantan en la Plaza de San Francisco, a los que preparan en el colegio una chirigota con sus alumnos, al niño de 6 años que se aprende un pregón, a su padre que se lo escribe, al que reconoce la grandeza de todos los trabajos, al que habla de las injusticias, al que pide que exista la justicia como tal…al que hace que esto sea TAN GRANDE QUE NI SE ENTIENDA. GRACIAS. GRACIAS Y GRACIAS.