Archivo | octubre, 2014

Sobre el #Ébola. ¿Qué NO ha fallado?

8 Oct

Ya estoy harta de las barbaridades que estoy teniendo que escuchar con el tema ébola.
Creo que o soy rara, o mi punto de vista como enfermera es muy distinto al del resto del mundo. Se está desviando el tema de la problemática real y no me parece. A mi esto me quema por dentro.
(En primer lugar me parece una barbaridad, que para defender un tema, tengamos que echar mierda a otro, y perdonen la expresión, que estaré o no de acuerdo, pero que no viene al caso)
Que aquí da igual si era cura, o era el negrito del semáforo. Que veo fuera de lugar ciertos comentarios, que por supuesto serán ciertos o no, y si hubiese sido otra persona puede que no se hubiesen visto en la necesidad de repatriar a nadie. Que si.
Al cura no lo conozco, pero al fin y al cabo contrajo una enfermedad ayudando a otras personas contagiadas. Y no creo que decidiera él coger un avión por su cuenta para morir en su tierra. Y en ese caso, ¿por qué debería haberse permitido con protocolos de actuación claros?
Que el fallo no es ese. Que la culpa en este caso no es de la iglesia, ni del cura, ni del negrito que lleva sufriendo sin culpa la enfermedad y la contagia.
Que el tema es otro bien distinto señores, y que parece mentira que parezcamos borregos, sin opinión crítica, que se dejan manipular y guiar cual veleta y que lo único que le alarme es la información que sea, sin criterio, ni realidad, esa alarma que ponen para mantener tu atención, y contarle como no contagiarse.
Una cosa lógica, por supuesto, pero que no nos engañen, que no nos manipulen, y que de algo sirva esta locura que nuestro ministerio ha permitido.
La barbaridad más grande es la de este país, algo que los sanitarios llevamos anunciando desde hace bastante tiempo. (y entiéndase como tiempo, días, meses, años…)
Cuantas veces muere una persona de una sepsis en un hospital y estaba en aislamiento…y cuántas veces hemos llamado al supervisor porque no había batas suficientes, o papis, o guantes estériles. Y la respuesta ha sido, que no hay…que nos apañemos como sea. Más en la privada que en la pública, pero así, tal cual. (Mi bata en muchas ocasiones ha sido una bolsa de basura negra con dos agujeros abiertos por mi para meter los brazos, y así no reutilizar una que estaba colgada en una percha en el baño del paciente, para que todo el que entrase la usara. Super aséptico todo.)
Un número. Un albarán.
Eso es lo que importa y ese es su método de decisión.
Y por desgracia, ha tenido que ser un virus que se identificó por primera vez en 1976 y a causa del cual, miles de personas que no tienen como hacer frente a el, debido a su carga viral tan letal y la falta de medios, mueren continuamente en una parte del mundo que al español le importa poco.
Pues si, señores. ES CULPA DEL MINISTERIO. Total y absolutamente. Se haya tocado la auxiliar la cara con el guante o no. Con qué guante? Con el azul de vinilo que tengo yo, sujeto con una cinta de carrocero? Super seguro ese guante, claro que si.
En serio es culpa de la auxiliar. ¿De verdad nos van a convencer de esto?
La realidad es que a ninguno de nosotros, cuando se empezó a correr la voz, se nos dió una formación correcta en el momento oportuno y con las horas y prácticas suficientes. Que el traje de EPI de España, es de broma y que así lo han manifestado miles de personas, haciendo escritos y quejas al ministerio…¿para qué?
En agosto, en la sala de estar de enfermería de las urgencias de V.Rocío vi colgado mientras me tomaba un café, en el corcho unas 150 hojas, con letra pequeñísima, para que te lo leyeras, si querías. Nadie nos obligó y realmente nunca hubo tiempo de llegar a la hoja 10 sin que entrara una urgencia. Y si era una de ébola, ¿yo estaba preparada? Una vez que entra en el país, no es suficiente preparar un sólo hospital. Vamos, digo yo.
Pero no, es ahora, cuando ocurre esto, cuando suena la alerta.
Y tendrá que morir la auxiliar, y se hará un funeral de estado, y se hablará de lo bonito de nuestra profesión y de elegir morir por ayudar a los demás.
¿Pero qué coño estamos diciendo?
Que el PROBLEMA es que a nuestros políticos no les importan las personas, llámese ÉBOLA o gripe estacional, y que veo que nos deberíamos mover más, y juzgar menos, incluso negarnos a veces a realizar una mala praxis, valorando riesgo beneficio, y el riesgo de actuar sin saber…ya se sabe cual es. Ya que ellos, al ser unos ineptos y unos ignorantes no son capaces de tomar decisiones coherentes, hagamos nosotros algo.
Pero claro, te amenazan con el cede de contrato y nada…así estamos.
Y ahora es culpa de una auxiliar que se tuvo que comer el marrón.
Pues lo confiese ella, o no, sigo sin ver que ese sea el problema principal.
Que no. Que no se puede tomar una decisión semejante, y ahora quedarnos tal cual. Que no. Que Ana Mato debe dimitir, pero que esto es algo muy muy gordo, que debe servir de reflexión al país y al resto de sectores. Yo no sé por donde va a salir esto, pero qué vergüenza de país. Sigan mirando el dinero en sanidad y tomando decisiones sin criterio. Adelante.

Anuncios