Archivo | agosto, 2013

URGENCIAS PÚBLICAS.

13 Ago

Estar en la consulta de clasificación de urgencias, hace que te des cuenta de la poca conciencia que se tiene sobre lo que es URGENCIA.
“Es que mi médico está de vacaciones y el que está es un “pasante”. Señora, el “pasante” es tan médico como el suyo. Posiblemente, al no conocerle, incluso le dedique más tiempo y la escuche más. Para revisiones o patologías crónicas, mejor primaria que hospital.
“He venido ya 3 veces y siempre me hacen lo mismo” En urgencias le trataran lo agudo. (Por ejemplo el dolor, de ahí que siempre se manden analgésicos, antiinflamatorios, etc.) No es que el médico sea malo, y no se atreva a mandarle otra cosa, es que lo que ya sabe usted “alternar paracetamol y nolotil” es el tratamiento que un médico de urgencias le pondrá, hasta que su médico de cabecera, le atienda. Si el lo cree necesario, el especialista, en consulta, tratará tu patología.
No acuda a urgencias, si quiere hacerse pruebas específicas con el fin de adelantar tiempo. Si su caso no es urgente, es decir, de origen agudo, imprevisto, y su vida no corre peligro, el tiempo en la sala de espera será largo. Largo y desagradable. Por lo tanto, si va con esa idea, mejor que siga esperando la cita del especialista, por mucho que le moleste que sea dentro de demasiado (que es totalmente verídico, que los tiempos son largos) pero, piense, que en urgencias, tampoco le darán lo que usted busca. No es lugar para revisiones.
La sanidad va mal. Es cierto. Pero si nosotros mismos saturamos las urgencias con cosas tratables en el centro d salud, irá de mal en peor. Hace falta un poco de conciencia y hacer un buen uso de los recursos que tenemos. Es fácil criticar, lo que yo misma critico a diario y no tiene perdón de Dios. Recortes, camas cerradas, etc…pero lo justo es hacer también lo que está en nuestra mano.
Como nota de humor, puedo decir que la enfermera no tiene la culpa de todos los males del mundo. De que el aire en la sala de espera esté alto, de que haga una calor terrible, de que la analítica se demore, y de que entre antes, la persona que está sin respirar, que la que respira y se queja mientras habla por el whatsapps!
Tampoco es motivo de colarla, que me comete bajito que su ex, era médico…
Tampoco tienen privilegios, para entrar de 8 en 8 a la hora de la visita, ni acampar cual camping de San Nicolas del Puerto en el cesped de la puerta del General, las personas de etnia gitana. Como no somos racistas, les damos la misma oportunidad que a los otros. Entrar de uno en uno sin llamar al papa a voces.
Agradecemos que no nos peguen, cuando les decimos esto.
Por todo lo demás, es un lugar que me encanta y en el que se aprende de verdad. Pero me encantaría que las urgencias urgentes, pudieran ser tratadas sin demora, al hacerse un buen uso de nuestros recursos sanitarios. Públicos si, pero con cabeza.

378180_3845158520115_235736250_n

Anuncios

Con esa sonrisa…

6 Ago

De verdad que da gusto dar con gente agradable. Y también me alegra ver, que pasan los años, y con la gente amargada y que intenta desganar a todo con el que se cruza, con esa gente ya se hacerme una pompa.
Hablan, observo y por dentro me río, y me alegro de no ser, ni pensar de esa forma.Y sobre todo, me alegro de que si tienes las ideas claras, nadie puede influirte, por mucho que quiera hacerte pensar como él o ella.
Que todo no es el dinero, ni suerte, ni destino… que cuando hay ganas, nada se te pone por delante. Que no tenemos motivos reales, para no sonreír cada 60 segundos…y que si quieres, y quiero, la vida puede ser un sitio mu bonito para estar eh!
Y de repente, en el mismo día, te cruzas con el otro tipo de persona. 
Esa con la que desde el segundo uno, sabes que te llevarás bien. Gente amable, educada, que sonríe de verdad, con la sonrisa esa de oreja a oreja, que es imposible que no sea de verdad. Gente que te da las gracias, gente que hace las cosas con entusiasmo, con ganas, y que cree en un futuro que le encanta.
Ese tipo de personas, son las que yo quiero a mi alrededor.
Porque avanzar en la vida, sólo depende de ti, y de tu felicidad. De nada sirve pisar a nadie, ni intentar destacar de malas maneras. Porque si tu estás feliz, con la gente de tu alrededor, tu vida, va bien.
Es así de sencillo.
Tu vida, tu día a día, lo haces tu. Y después, hay una parte impredecible que hace que la vía sea interesante. 
Y también hace que a veces, sin saber porqué, te vayas a la cama, con esa sonrisa…esa sí sí, esa sonrisa…