La primera chicotá sin tí…

19 Mar

Hoy cuando me he levantado, he visto encima de la mesa del salón “El LLamador”…
Apenas quedan unos días para ese domingo glorioso y como cada año mi padre, me lo ha traido.
Al empezar a ojearlo no he podido evitar pensar en tí…a quién tantos años, he dado ese mismo librito para que nos organizaras el mejor recorrido del domingo de Ramos…
He vuelto a vernos arreglados, de “domingo de Ramos” y me he transportado mentalmente a la puerta de la Iglesia de los terceros…y he recordado el día maravilloso de Sol de nuestro último domingo juntos…hasta que la noche caia y nos despediamos con esa Estrella en el baratillo…
El lunes santo, ya con ropa más cómoda y con zapatos menos doloros, previa recomendación “lebrijana” nos ibamos a ver Santa Marta, pa triana pa ver San Gonzalo esa redención por la cuesta del Rosario…que tanto te gustaba y ese cautivo por el parque…
El martes, aunque para mí siempre ha sido día familiar , no faltabamos a la salida de San Benito…
Pero si tengo que quedarme con un recuerdo, me gusta rememorar nuestro miércoles santo…
Me encantaria retroceder en el tiempo, para estar a las 12.00 en la puerta de la iglesia de la Sed, irnos luego al barrio de los toreros para ver San Bernardo, en esa calle tan sevillana, comer por allí para después irnos a ver El Baratillo, y Los panaderos…
El cristo de Burgos algún año que otro…y si llovia…ir a visitar iglesias…
el Jueves Santo era día de más reposo, para ir bien despejaitos a esa Madrugá sevillana, en la que yo veria salir a mi Cristo de mi alma…a mis Tres caidas de Triana… y a ese señor de Sevilla…y lo que viniera después…no importaba tanto…
El viernes con la recojida de mi Morena de Triana y con ese Cachorro en la calle me despedía de mi semana Grande…
En cada recuerdo, desde que salí por primera vez con 14 años para ir con los amigos a la semana santa, estás tu…
Este año…será diferente… sé que algo se me cojerá por dentro cuando pase por la paradá el domingo a las 15.00…pero también sé que cuando mire para ese cielo sevillano que me llena de alegría podré verte sonreir desde arriba… pero lo que no perdono a nadie es no poderte volver a escuchar en una revirá…ese “madre mia…”que se te escapaba y esa cara de satisfacción que sólo puede verse en gente cofrade de corazón…
Amigo… ten por seguro que este año…estarás más presente que nunca…
Nunca te olvidaremos.
Te quiero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: